De lunes a viernes
de 9h a 20h
Whatsapp
688 911 333
Llámanos
910 059 646

Guía de Tokio: qué ver y qué hacer en Tokio, Japón

Tokio es la capital de Japón y, sin duda alguna, es una visita obligatoria en tu paso por el país nipón. Te explicamos todo lo que puedes ver y hacer en Tokio para conocer lo imprescindible de la ciudad.

La ciudad de Tokio está ubicada en el centro-oeste de la isla de Honshu, la principal isla y más grande del archipiélago. Hay mucho que ver en Tokio, una metrópolis asiática llena de contrastes, puesto que en ella encontrarás desde futuristas rascacielos y tecnología hasta los templos más tradicionales. 

Un paseo por los barrios de Shinjuku o Shibuya te permitirá conocer la parte más cosmopolita de la ciudad. Neones, karaokes, restaurantes, tiendas… ¡Una ciudad que nunca duerme! En cambio, una visita al templo Senso-Ji o al santuario Meiji harán que puedas disfrutar de la parte más espiritual y calmada de la ciudad.

Qué ver en Tokio

¿Te gustaría saber qué ver en Tokio? A continuación hacemos un repaso por los lugares de interés imprescindibles que no deben faltar en tu lista. Aquí encontrarás toda la información necesaria para preparar a la perfección tu viaje a Tokio. 

Torre de Tokio

La torre de Tokio es un edificio situado en el barrio de Roppongi. Este edificio, construido en 1958, está inspirado en la Torre Eiffel de París. Eso sí, el edificio japonés le supera ocho metros en altura (su altura total es de 332 metros) y destaca por sus colores, blanco y rojo. 

Ya solo por eso tenemos que incluirla en esta guía sobre qué ver y hacer en Tokio, pero es que además desde la parte superior de la torre de Tokio podrás observar unas panorámicas vistas a la ciudad. Pero también merece la pena ver la torre de Tokio desde la distancia, con perspectiva, ya que es una de las imágenes más icónicas de la ciudad. Podrás hacerlo, por ejemplo, desde el complejo comercial de Roppongi Hills.

Actualmente la torre de Tokio se utiliza como antena de transmisión de señales analógicas y digitales, más allá de su atractivo estético y turístico. 

Datos prácticos:

  • Ubicación: 4 Chome-2-8 Shibakoen
  • Horario: de 9h a 23h. La última hora para subir es a las 22:30h
  • Precio: 900 yenes hasta los 150 metros. Hasta la parte más alta 2.800 yenes.

Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Tokio, también conocido como Kōkyo, es la residencia de la família imperial de Japón. El palacio en sí no puede visitarse siempre, pero es agradable pasear por los jardines orientales que le rodean y que permiten contemplarlo desde fuera.

Te aconsejamos que, antes de viajar a Tokio, te informes acerca de las fechas concretas en la que el palacio está abierto por si puedes visitarlo. Por ejemplo, por el cumpleaños del emperador o durante año nuevo es posible visitar algunas de las estancias del interior del palacio. 

El edificio principal fue construido a mediados del siglo XIX pero fue derribado durante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente se reconstruyó, recuperando el estilo arquitectónico original. 

Datos prácticos:

  • Ubicación: 1-1 Chiyoda
  • Horario: 9h a 17h
  • Precio: entrada gratis a los alrededores

Templo Senso-ji (Asakusa Kannon)

El templo Senso-ji es el edificio tradicional más famoso de Tokio. Es considerado como el templo más antiguo de la ciudad. Fue construido en el año 645 dC, aunque durante la Segunda Guerra Mundial fue destruido. Posteriormente se reconstruyó y actualmente es un símbolo de ciudad. Podrás visitarlo en el barrio de Asakusa.

Una de las partes más populares de este templo budista es su famosa e inmensa linterna roja, situada en las puertas del templo. Desde esta puerta hasta el pabellón principal hay una avenida (la calle Nakamise), llena de tiendas de artesanía y de algunos productos gastronómicos como las famosas galletas de arroz sembei.

¿Quieres ver unas vistas maravillosas del templo Senso-ji? A pocos metros de la puerta principal te recomendamos acudir a la Oficina de Información (situada justo delante de la estación de Asakusa). 

Allí podrás subir de manera gratuita en ascensor hasta el octavo piso de la oficina, donde hay espectaculares vistas hacia el templo Senso-ji y otros edificios notables de la ciudad como el Tokio Skytree. 

Datos prácticos:

  • Ubicación: 2 Chome-3-1 Asakusa
  • Horario: de 6:00h a 17:00h
  • Precio: gratis

Ueno

Continuamos nuestra ruta por Tokio para hablar del distrito de Ueno, un lugar ideal para los amantes de la cultura. En este barrio se encuentra el Museo Nacional de Tokio, el Museo Nacional de Ciencia de Japón y, además, también algunos templos que merece la pena visitar. 

Si viajas a Tokio en primavera una visita imprescindible es el parque de Ueno. Allí se reúnen muchos japoneses para ver la floración de los cerezos (hanami), un auténtico evento para ellos. 
La época perfecta para ver los cerezos florecidos es en abril.

Ten en cuenta que es muy probable que te encuentres con una gran cantidad de gente, puesto que es una actividad muy popular entre los locales.

Akihabara

Si te gusta la electrónica o te consideras otaku (es decir, si te encanta el manga y el anime) una de las mejores cosas que puedes hacer en Tokio es visitar el barrio de Akihabara. De hecho, es una visita recomendable para todos los que quieran disfrutar de la parte más excéntrica de la ciudad.

En el barrio de Akihabara encontrarás todo tipo de productos electrónicos por todos los precios. Si te apetece hacerte con algún producto electrónico ten en cuenta que debe ser compatible con el tipo de enchufes que utilizas.

También hay infinidad de merchandising de anime y manga, como figuras, camisetas, libros, pósters y mucho más. Si te gusta este mundo, sin duda alguna, debes visitar el barrio de Akihabara y sus tiendas. 

Una de las experiencias más curiosas en Akihabara es visitar los populares maid cafés, en los que las camareras van disfrazadas como doncellas estilo cosplay

Una de las calles más destacadas es Chuodori. Si lo que te interesa es hacerte con algún producto de segunda mano te recomendamos acudir a la calle Soto Kanda 3.

Santuario Meiji

Aunque en el barrio de Shibuya parece que todo es diversión y ocio allí también encontrarás uno de los lugares más tranquilos que ver en Tokio: el santuario de Meiji. 

Este santuario sintoísta fue construido en 1920 (fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruido en 1946) y está en medio de un gran bosque de 700.000 m². Un tranquilo paseo desde la inmensa torii que se encuentra a la entrada te llevará hasta las puertas del santuario.

El complejo del santuario está dividido en dos zonas principales: el naien, donde se encuentra el edificio principal y los jardines, y el gaien, en el que podrás ver una colección de murales de la vida del emperador y su esposa.

Datos prácticos:

  • Ubicación: 1-1 Yoyogikamizonocho
  • Horario: desde el amanecer al atardecer
  • Precio: gratis

Barrio de Ginza

El barrio de Ginza es la zona más acomodada de Tokio. En este barrio hay algunas de las mejores tiendas de Tokio, así como la sede de empresas tecnológicas japonesas como Sony. 

En Ginza podrás pasearte por tiendas de lujo de reconocidas marcas internacionales. Si te apetece darte un capricho en un restaurante exclusivo en Ginza encontrarás muchas opciones para hacerlo. Una de las especialidades de la zona son las tempuras (una fritura japonesa, habitualmente de verduras o de pescado).

Como contraste a la parte más comercial del barrio te recomendamos visitar el teatro Kabuki-za (4 Chome-12-15) donde tendrás la oportunidad de ver representaciones teatrales japonesas.

Barrio de Shinjuku

El barrio de Shinjuku es el lugar ideal para los amantes del ocio. Es una zona con muchísimo ambiente, tanto de día como de noche. Al igual que el barrio de Shibuya, Shinjuku muestra la parte más futurista de la ciudad: no faltan los grandes edificios contemporáneos repletos de neones, luz y colores.

En Shinjuku también podrás visitar la parte financiera de Tokio y podrás visitar algunos de los rascacielos más altos de la ciudad. 

Una interesante opción es subir al observatorio del edificio del gobierno metropolitano, que tiene un impresionante mirador con vistas panorámicas. La entrada es totalmente gratis. Este edificio tiene dos observatorios, en el edificio norte se puede subir hasta la planta 45 (a 202 metros de altura).

Si quieres descubrir una de las partes más auténticas de Shinjuku te recomendamos perderte por la zona de Golden Gai, un lugar lleno de estrechas callejuelas con diminutos restaurantes típicos japoneses.

Barrio de Shibuya

El barrio de Shibuya es uno de los más animados de Tokio. Es ideal para conocer la parte más comercial y cosmopolita de la capital nipona. 

Una de las atracciones turísticas más populares es el cruce de Shibuya. Se calcula que, de media, cada vez que el semáforo está en verde, cruzan 500 personas al mismo tiempo. Lo más curioso de todo es que a pesar de ser un cruce tan transitado los japoneses no pierden la compostura y respetan perfectamente el espacio de las otras personas. Te recomendamos pasear por la zona, porque es una de las cosas más curiosas que ver y hacer en Tokio. 

Justo al lado del famoso cruce podrás ver la estatua del perro Hachiko, de quien se hizo una película en 2009, con Richard Gere como protagonista –la película estaba basada en los hechos reales.

De Shibuya destaca su ambiente nocturno y sus infinitas opciones de ocio. Una de las más populares es el karaoke, una actividad muy popular entre los locales.

Odaiba

Odaiba es una isla artificial de la ciudad. Es considerada como la bahía de Tokio. La isla de Odaiba se conecta con el resto de la ciudad gracias al Rainbow Bridge. Podrás acceder a la isla a través de este puente o en ferry.

Si te apetece ir de compras Odaiba es una excelente zona para hacerlo. Para los que busquen una actividad diferente recomendamos subir a la noria Daikanrashna, desde donde podrás disfrutar de bonitas vistas. 

En Odaiba hay una réplica de la estatua de la Libertad de Nueva York. También es en esta isla donde se encuentra la sede de Fuji TV. 

¿Te gustaría tener una visión más amplia de Japón? No te pierdas nuestra Guía de Japón, en la que te contamos todo lo que debes ver y hacer en tu visita al país nipón

Qué hacer en Tokio

Ahora que ya sabes qué ver en Tokio, ¿te animas a saber qué actividades no debes perderte en la ciudad? A continuación te contamos qué hacer en Tokio para disfrutar de las mejores experiencias.

Presenciar la ceremonia del té

La ceremonia del té es una de las actividades más auténticas y tradicionales que podrás vivir en la ciudad de Tokio. 

Es una ceremonia muy protocolaria, en la que podrás ver y vivir en primera personas todos los pasos y procedimientos que llevan a cabo los japoneses a la hora de presentar, servir y tomarse el té. 

La ceremonia del té se lleva a cabo en edificios tradicionales y, quien lleva a cabo toda la ceremonia también va vestido con ropa tradicional japonesa.

Al final, como no, podrás degustar una buena taza de té japonés.

Si te apetece realizar esta actividad solo nos lo tienes que decir a la hora de contratar tu viaje con nosotros. En Directia Travel te organizaremos esta actividad para que no tengas que preocuparte de nada.

Asistir a un torneo de sumo

Una de las actividades más curiosas que podrás ver y hacer en Tokio es asistir a un torneo de sumo. Ten en cuenta que no siempre es época de torneos, así que te recomendamos consultar el calendario de torneos antes de viajar. 

Aun así, es posible asistir a entrenamientos fuera de época de competiciones. Podrás hacerlo acudiendo a una heya (un gimnasio de entrenamiento de sumo). 

Se exige completo silencio y respeto a los luchadores durante la práctica. Al final del entrenamiento es posible hacerse fotos con ellos y realizarles preguntas sobre esta práctica milenaria. 

Si quieres adentrarte aún más en el mundo del sumo te recomendamos degustar un plato de chanko nabe. Esta receta, a base de todo tipo de carne, verduras y huevos, es la que toman a diario los luchadores de sumo para tener la energía y volumen necesarios para poder competir. Podrás degustar el chanko nabe en algunos restaurantes de Tokio.

Ir de karaoke

Ir de karaoke es una de las actividades más divertidas y curiosas que podrás llevar a cabo en Tokio. 

Se trata de salas de karaoke privadas, donde puedes alquilar una sala en pareja, con amigos o con la familia, para disfrutar de un buen rato de karaoke. 

El funcionamiento del karaoke es sencillo: alquilas una habitación privada con una pantalla y sistema de sonido donde tu y tus acompañantes podréis cantar y divertiros un rato. La mayoría tienen canciones en inglés y japonés.

Algunos de estos locales de karaoke incluyen una consumición con el alquiler de la sala y algunos hasta te dejan disfraces variados para pasar una velada de lo más divertida.

Dos de las mejores zonas para ir de karaoke son Shibuya y Shinjuku. En estos barrios encontrarás infinidad de opciones para disfrutar de un buen rato cantando al karaoke.

Jugar en un pachinko

Otra de las actividades más singulares que ver y hacer en Tokio es jugar en un pachinko. El pachinko es una de las actividades más populares entre los locales, junto con el karaoke. Se trata de un juego de máquinas recreativas, similares a lo que aquí se conoce como máquinas tragaperras. 

A los japoneses les encanta jugar y hay locales de pachinko en todas las esquinas. Además juegan desde primera hora de la mañana hasta entrada la noche.

Te recomendamos entrar en alguno de los centenares de salones recreativos que hay en Tokio para poder probar uno de los juegos japoneses más famosos y, además, pasar un buen rato. 

Visitar la lonja de pescado de Tsukiji

La lonja de pescado Tsukiji, en Tokio, es la más grande del mundo. Está situada en el centro de Tokio, cerca de la estación de Tsukijishijō.

Si eres de los más madrugadores puedes ir a las 3h de la madrugada, cuando llegan grandes volúmenes de pescado. Si no te apetece perder toda la noche te recomendamos que optes por ir a las 5:30h de la mañana cuando empieza la subasta del pescado.

Este mercado mayorista de pescado tiene un ritmo muy frenético y en él se han llevado a cabo grandes operaciones comerciales. Por ejemplo, a principios de 2019, el dueño de una famosa cadena de sushi japonesa, Kiyoshi Kimura –apodado como El rey del atún–, se hizo con un atún de 278 kg por 2,1 millones de euros, convirtiéndose en el atún más caro de la historia. 

Además de la posibilidad de poder presenciar un acontecimiento con este, te damos otra razón de peso para incluirlo en tu lista de experiencias que ver y hacer en Tokio. Y es que si te gusta el sushi, al final de la subasta podrás degustar el pescado en la misma lonja.

Conducir un kart de Super Mario en Tokio

Si quieres vivir una experiencia totalmente novedosa y te gusta Super Mario y el cosplay, conducir un kart por la ciudad de Tokio disfrazado de superhéroe o personaje de videojuegos será uno de los mejores momentos de tu viaje. 

Debes llevar contigo el carnet de conducir internacional ya que se conduce por las calles centrales de Tokio. 

Cada uno de los conductores podrá disfrazarse de uno de los personajes de Super Mario Bros: Mario, Lugi, Yoshi o la princesa Peach, además de algunos de los villanos más famosos del juego. ¿Cuál elegirás?

Alojarse con una familia local 

Experimenta la cálida acogida y hospitalidad japonesa conocida como omotenashi o homestay. En Tokio tendrás la oportunidad de convivir durante 1 o 2 noches con una familia local donde conocerás de primera mano sus ricas costumbres, la cultura y la gastronomía además de practicar el idioma japonés y hacer nuevas amistades. 

Puedes escoger además desayunar o cenar en familia. ¡Puede ser toda una experiencia! Puedes elegir otras ciudades donde alojarte, como Kioto, Yokohama, Osaka o Kobe. 

Hacer una excursión desde Tokio

Los alrededores de Tokio también tienen mucho que ofrecer, así que las excursiones desde Tokio de un día son una magnífica opción para desconectar del bullicio de la gran ciudad y conocer un entorno totalmente diferente.

Si te apetece disfrutar de la naturaleza una de las mejores excursiones es a Hakone, a aproximadamente 90 kilómetros de Tokio, uno de los mejores lugares de Japón para observar el monte Fuji. Aun así, ten en cuenta que las condiciones meteorológicas deben ser las adecuadas para poder verlo. En Hakone también podrás navegar por el impresionante lago Ashi.

Otra excursión desde Tokio recomendable es ir a Nikko, donde podrás visitar templos en plena naturaleza y adentrarte en un entorno de fotografía. La ciudad de Nikko está situada a 150 kilómetros de la capital nipona. 

Finalmente, otro lugar que merece la pena visitar cerca de Tokio es Kamakura, situado a unos 65 kilómetros de Tokio. En Kamakura podrás visitar el famoso Buda sentado de bronce, símbolo del lugar. También es imprescindible perderse por las calles del centro de la ciudad, un lugar tranquilo y alejado del bullicio.

Ahora que ya sabes qué ver y qué hacer en Tokio, ¿te animas a empezar a preparar tu viaje? No te pierdas nuestros itinerarios que incluyen unos días en Tokio, una de las urbes más apasionantes del planeta.
 

Ver nuestras propuestas de rutas por Japón

¿Te ha gustado este artículo?
5/5