De lunes a viernes
de 9h a 20h
Whatsapp
688 911 333
Llámanos
910 059 646

Qué ver y qué hacer en Japón

Lo imprescindible sobre Japón en un único lugar. Te contamos qué ver y qué hacer en Japón para no perderte lo mejor del país: monumentos, templos, ciudades, zonas, además de las experiencias que no deben faltar en tu lista.

Japón es un país que combina a la perfección tradición y modernidad. Por lo tanto, es un país que tiene mucho para ofrecer al viajero, que encontrará desde grandes urbes llenas de neones hasta rincones rurales con templos y pagodas.

Además, los amantes de la naturaleza o la playa también encontrarán en Japón un destino ideal para conocer. 

A continuación te explicamos, por zonas, qué ver y qué hacer en Japón.

Centro - este de Japón

Empezamos a detallarte los mejores lugares que ver en Japón, en concreto en la zona centro - este del país. En esta zona se encuentra Tokio, la capital de Japón.

Tokio

La capital del país nipón

Tokio es una megalópolis de más de 13 millones de habitantes. En sus calles descubrirás que es una ciudad de grandes contrastes. Por un lado, te esperan edificios futuristas llenos de neones y, por otro, podrás visitar algunos templos en los que se respira serenidad y espiritualidad. Y es que Tokio aúna todo lo necesario para sorprender al viajero desde el principio al final de tu visita.

Qué ver en Tokio

  • Torre de Tokio: con 336 metros de altura es una de las edificaciones contemporáneas más icónicas de Tokio. Su arquitectura está basada en la torre Eiffel de París, aunque destaca por su vibrante color rojo y blanco. Fue edificada en el año 1957.
  • Palacio Imperial: también denominado Kōkyo, en este palacio reside el emperador de Japón. El palacio en sí no se puede visitar pero merece la pena conocer los jardines que lo rodean. El interior del palacio solo se puede ver durante dos días cada año (por el cumpleaños del emperador y por año nuevo).
  • Templo de Asakusa Kannon (Senso-ji): es el monumento budista más relevante de la ciudad. Está dedicado a la caritativa diosa Kannon o Kanzeon. En realidad podrás visitar varios pabellones y ver cómo los peregrinos acuden a Sensoji para purificarse con el humo del incienso. Es muy recomendable entrar al complejo por la puerta Kaminarimon donde podrás ver una inmensa lámpara de papel, símbolo del templo. Desde la puerta hasta el templo hay un corto recorrido lleno de pequeñas tiendas de artesanía donde venden todo tipo de souvenirs y las famosas galletas de arroz sembei.
  • Barrio de Ueno: en este distrito podrás visitar varios de los museos más reconocidos del país, como el Museo Nacional de Tokio, el Museo Nacional de Ciencia de Japón, además de varios templos. También encontrarás el parque de Ueno, que merece la pena especialmente durante la floración de los cerezos en abril.
  • Barrio de Akihabara: en este barrio podrás pasear entre infinidad de tiendas de electrónica, anime y manga. Es un paseo que te resultará sorprendente y que te permitirá conocer la parte más ecléctica de la ciudad. Una de las experiencias más curiosas es visitar los populares maid cafés, donde las camareras van disfrazadas como doncellas estilo cosplay.
  • Santuario Meiji: este santuario merece la pena, no solo por su parte arquitectónica, sino por el recorrido por los jardines por los que deberás pasar hasta llegar a él. Este santuario fue inaugurado en 1920. Lo encontrarás en el barrio de Harajuku.
  • Barrio de Ginza: en este barrio se encuentran algunas de las mejores tiendas de Tokio. Es un barrio elitista en el que podrás ver tiendas de alto standing de reconocidas marcas. Los centros comerciales contrastan con el Teatro Kabuki-za, un edificio tradicional ideal para ver kabuki (representación teatral tradicional japonesa).Si te gusta la tempura (fritura japonesa de verduras o pescado) y quieres darte un capricho, aquí encontrarás algunos de los mejores restaurantes, ten en cuenta que la gran mayoría son de alto standing.
  • Barrio de Shinjuku: este barrio, junto al de Shibuya, son los más cosmopolitas de todo Tokio. Calles repletas de tiendas de moda, luces de neón, karaokes, restaurantes… La estación de Shinjuku es la más transitada del mundo. De hecho ostenta el Récord Guiness, ya que cada día pasan una media de 3,64 millones de pasajeros. Solo por eso vale la incluirlo en tu lista de lugares que ver en Japón.
  • Barrio de Shibuya: si por una cosa se le conoce a este barrio es por su famoso cruce de Shibuya. Es un cruce bastante grande situado frente la estación de Shibuya (donde hay una estatua del perro Hachiko). Cuando los semáforos se ponen en verde mareas humanas se cruzan para llegar cada uno a su destino. Cabe señalar, pero, que el orden de los japoneses hace que, a pesar de la cantidad de gente, pasar por el cruce sea de lo más cómodo ya que no te tropezarás con nadie. Es una de las cosas más curiosas que ver en Japón.
  • Odaiba: es una isla artificial situada en la bahía de Tokio. En ella se encuentra una de los dos únicas playas de la ciudad, aunque ten en cuenta que no está permitido bañarse. En la isla hay numerosas empresas, como los estudios del canal de televisión Fuji TV o múltiples centros comerciales con muchas alternativas de entretenimiento. También está la famosa réplica de la Estatua de la Libertad.

Qué hacer en Tokio

Presenciar la ceremonia del té

Si te apetece vivir una de las experiencias más auténticas que hacer en Japón te recomendamos presenciar la ceremonia del té. Como verás es considerado como un ritual para los japoneses e implica un protocolo y un orden muy concreto. 

Presenciar la ceremonia del té te permitirá ver una de las partes más tradicionales de Tokio además de degustar una buena taza de este producto.

Asistir a un torneo de sumo

Una experiencia muy singular es asistir a un torneo de sumo. No siempre se celebran torneos pero prácticamente siempre hay entrenamientos. Te recomendamos visitar el estadio Kokugikan en el barrio de Ryogoku donde suelen celebrarse casi todos los combates o visitar una heya, lugar donde viven y entrenan los luchadores de sumo.

Así pues, si tienes interés en ver sumo, te recomendamos que antes de viajar te informes sobre los torneos o eventos que se llevan a cabo. Y si te apasiona este deporte o quieres conocerlo más de cerca, una de las mejores cosas que podrás hacer en Japón es asistir a un entrenamiento de sumo.

Se exige completo silencio y respeto a los luchadores durante la práctica y al final del entrenamiento es posible hacerse fotos con ellos y realizarles preguntas sobre esta práctica milenaria.

Ir de karaoke

El karaoke es una experiencia muy divertida y muy típica en grandes ciudades japonesas. En Tokio hay locales de karaoke en cualquier esquina, en especial en Shinjuku o Shibuya. El funcionamiento es sencillo: alquilas una habitación privada con una pantalla y sistema de sonido donde tu y tus acompañantes podréis cantar y pasarlo en grande. La mayoría tienen canciones en inglés y japonés.

Jugar en un pachinko

Los japoneses tienen una especial predilección por las salas de máquinas. Podrás ver jugar a personas de todas las edades desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la noche. Resulta curioso entrar en un pachinko y ver la cantidad de máquinas que tienen: podrás tocar desde máquinas que simulan instrumentos musicales hasta juegos de arcade.

Conducir un kart de Super Mario en Tokio

Si quieres vivir una experiencia totalmente novedosa y te gusta Super Mario y el cosplay, conducir un Kart por la ciudad de Tokio disfrazado de superhéroe o personaje de videojuegos será uno de los mejores momentos de tu viaje. Debes llevar contigo el carnet de conducir internacional ya que se conduce por las calles centrales de Tokio. Sin duda alguna esta es una de las cosas más curiosas que hacer en Japón.

Visitar la lonja de pescado de Tsukiji

Si no te molesta madrugar te recomendamos acudir al mercado de pescado de Tsukiji donde diariamente se lleva a cabo la subasta de pescado. El mercado abre sus puertas a las 5:30h de la madrugada. Es el mercado mayorista de pescado más grande del mundo, con un ritmo absolutamente frenético. Si te gusta el sushi, una de las experiencias que no puedes dejar de hacer en Japón es degustar el sushi en esta lonja de pescado.

¿Quieres saber más sobre Tokio? No te pierdas nuestra Guía de Tokio

Hakone y monte Fuji

El hogar del monte Fuji

Para los viajeros que quieran descubrir una de las imágenes más icónicas de Japón, la del monte Fuji, es imprescindible una visita a Hakone. 

Desde sus miradores o navegando por su lago, si el tiempo acompaña, podrás ver el monte Fuji en todo su esplendor. También es un magnífico lugar para disfrutar de un onsen, los baños termales japoneses, con una de las mejores vistas que ver en Japón.

Qué ver en Hakone

  • El monte Fuji: es la montaña más alta de Japón, con 3.776 metros de altura. Es considerado como un símbolo del país. En realidad el monte Fuji es un volcán, pero el riesgo de erupción es muy bajo. Si te gusta la naturaleza una excursión al monte Fuji seguro que te va a gustar. Si tienes la intención de avistarlo desde alguno de los puntos del lago de Hakone ten en cuenta que dependerá de la visibilidad que haya ese día.
  • Santuario Hakone-jinja: fue edificado en 757, en la época Heian. Es un lugar ubicado al lado del lago Ashi donde se respira tranquilidad y espiritualidad. Este templo ha sufrido numerosos incendios a lo largo de su historia pero a día de hoy está reconstruido y se puede visitar.

Qué hacer en Hakone

Bañarse en un onsen

Los onsen son baños termales naturales que encontrarás en muchas partes de Japón. Aun así, Hakone es uno de los lugares más típicos para darse un chapuzón. Existen tanto onsen interiores como exteriores. Como curiosidad, la mayoría de los onsen están separados por mujeres y hombres, y es que es obligatorio bañarse completamente desnudo.

Alojarse en un ryokan

Los ryokan son hoteles tradicionales japoneses. En Hakone, precisamente, la oferta de este tipo de alojamientos es muy común. Podrás dormir en futones y tener tu propia habitación de estilo japonés. Algunos ryokans tienen onsen y la gran mayoría incluyen una cena típica japonesa en la tarifa del alojamiento.

Navegar por el lago Ashi

El gran lago Ashi ofrece, si el tiempo acompaña, unas maravillosas vistas al monte Fuji. Te recomendamos navegar por él en un crucero que te llevará por las partes más destacadas del lugar. Los barcos con los que se navega por el lago se asemejan a los antiguos barcos piratas.

Hacer senderismo

En esta zona podrás descubrir el parque nacional de Fuji y aprovechar para practicar senderismo. Si te atreves con emociones un poco más fuertes también podrás escalar el monte Fuji. En este caso es especialmente recomendable hacerlo en julio o agosto que es cuando las condiciones meteorológicas suelen ser más favorables.

Disfrutar de las vistas desde el teleférico

Si quieres disfrutar de unas vistas espectaculares del lugar y del monte Fuji en concreto te recomendamos subir al cráter de Hakone con el teleférico. La excursión en sí ya merece la pena, pero las vistas, si el tiempo acompaña, te van a sorprender.

Kamakura

La ciudad del Buda de bronce

Kamakura está ubicada en la prefectura de Kanagawa, a 50 kilómetros de Tokio. Se puede llegar desde Tokio en tren con una hora de duración aproximadamente. Merece la pena aprovechar un día entero para disfrutar del entorno y conocer un lugar más tranquilo durante tu estancia en la gran ciudad.

Es famosa por su gran Buda de bronce, símbolo del lugar. En esta ciudad tendrás la oportunidad de conocer varios templos fruto de la presencia del gobierno feudal en 1192.

Qué ver en Kamakura

  • Templo Kotoku-In: es donde se ubica el famoso Buda de bronce. En realidad no hay ningún templo puesto que este, que contenía el Buda en su interior, fue derribado por un tsunami en el siglo XV. El gran Buda se construyó en el siglo XIII, mide más de 13 metros de alto y pesa 93 toneladas. Su interior está vacío y se puede entrar en él.
  • Templo Tsurugaoka Hachiman-gū: es el santuario más notable de la ciudad de Kamakura. Se construyó en 1063 en honor al emperador Ojin. Una larga avenida rodeada de naturaleza te conducirá hasta las puertas del templo.
  • Templo Hasedera: uno de sus elementos principales es la estatua de Kannon que puede verse en su interior. Esta estatua tiene una larga historia pues desapareció y volvió a aparecer, “milagrosamente” en Kamakura. Este templo está rodeado de naturaleza.

Qué hacer en Kamakura

Pasear por el jardín Hokokuji

Este jardín de bambú es el lugar ideal para desconectar y disfrutar de la naturaleza. Árboles gigantes te rodearán en todo momento y podrás disfrutar de buenas vistas desde el mirador del jardín. En este templo se esconde el templo Hokokuji.

Disfrutar de la playa en Enoshima

Si viajas en verano, Kamakura tiene fama de buenas playas, así que es una buena ocasión para disfrutar de la playa. En una corta distancia de 35 minutos en el bonito tren Enoden puedes

conectar con la isla de Enoshima y disfrutar de sus playas y una tarde de relax en el mar. Es un contraste perfecto a las grandes y atareadas grandes ciudades japonesas.

Nikko

Templos en plena naturaleza

Nikko es hogar de multitud de templos y santuarios en plena naturaleza, lo que le da un aire muy bucólico e invita al viajero a adentrarse en un entorno de fotografía. Un complejo de templos de gran belleza que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Qué ver en Nikko

  • Templo Nikkō Tōshō-gū: este templo sintoísta fue edificado en 1617, durante el periodo Edo, en honor a Tokugawa Ieyasu. Destaca, entre otros, la pagoda de cinco niveles, conocida como pagoda Gojunoto y el mausoleo Taiyuinbyo. Es en este templo donde también encontrarás las famosas figuras de los Tres Monos Sabios –que ha derivado a los famosos emojis de un mono que se tapa la boca, otro que se tapa las orejas y otro la boca. De hecho los nombres de los tres monos (Mizaru, Kikazaru e Iwazaru) significan: “no ver, no oír y no decir”. La leyenda cuenta que los tres monos fueron enviados por los dioses para vigilar a los seres humanos y muchos los relacionan con la enseñanza de “no ver cosas malvadas, no oír lo malvado y no hablar con maldad”.
  • Santuario Futarasan – jinja: es un santuario sintoísta fundado el año 767 por el monje budista Shōdō. Está formado por varias estructuras y pabellones, entre ellos el famoso puente Shinkyo.

Qué hacer en Nikko

Atravesar el puente Shinkyo

Este puente forma parte del santuario Futarasan. Es una de las imágenes más icónicas de Nikko. Es un puente sagrado que cruza el río Daiya. Se construyó durante el período Muromachi (s.XIV - s.XVI).

Visitar la cascada Kegon

Si te gusta la naturaleza te recomendamos una visita a esta cascada, con una caída de 97 metros. La cascada se formó hace aproximadamente, 20.000 años.

Hacer senderismo

Nikko se encuentra dentro del parque nacional de Nikko, por lo que el entorno natural merece mucho la pena. De hecho, todo el conjunto de templos está rodeado de naturaleza. Te recomendamos hacer alguna excursión de senderismo para descubrir el lugar por tu cuenta.

Centro - oeste de Japón

Continuamos con este repaso a los lugares qué ver en Japón adentrándonos en Kanazawa, Shirakawago y Takayama, ciudades de aspecto tradicional y con paisajes sorprendentes.

Kanazawa

Una antigua fortaleza feudal

Esta ciudad feudal aún conserva el aspecto tradicional y auténtico de años atrás. Kanazawa es reconocida por el jardín de Kenroku, uno de los jardines más famosos en todo Japón. Es un lugar perfecto para una excursión de un día.

Qué ver en Kanazawa

  • Castillo de Kanazawa: fue fundado en 1583. Ha sufrido varios desperfectos a lo largo de la historia y, aunque se ha ido reconstruyendo, sólo se conserva una parte del castillo original.
  • Estación de tren de Kanazawa: es uno de los lugares más cosmopolitas de la ciudad. Tiene una inmensa puerta roja que recuerda a los tradicionales torii. Eso sí, en una versión futurista.
  • Museo Ishikawa: es un museo de artesanía donde podrás ver creaciones de cerámica, pintura o láminas. Hay tanto obras antiguas como contemporáneas.
  • Barrio Higashi Chayagai: es un barrio de geishas, concretamente, el más grande de la ciudad. En este barrio podrás cruzarte con geishas o acudir a alguno de sus salones de té.
  • Barrio Nagamachi: es un antiguo barrio samurai, donde los samuráis y sus familias vivían antiguamente. Hay alguna casa samurai reconocida, como la Nomura-ke.

Qué hacer en Kanazawa

Perderse por los jardines Kenrokuen

Si te apetece conocer una de las partes más reconocidas de Kanazawa, los jardines Kenrokuen no deben faltar en tu lista de cosas que hacer en Japón y, concretamente, en la ciudad de Kanazawa. Son unos jardines del período Edo, considerados como uno de los jardines más bonitos de Japón.

Ir de compras en el mercado Omi-cho

Si quieres probar alguna delicia local o comprar productos típicos de Kanazawa te recomendamos visitar el mercado Omi-cho, donde encontrarás todo tipo de comida nipona.

Shirakawago

Una aldea con encanto

En medio de las montañas se esconde una curiosa e histórica aldea: Shirakawago. Te sorprenderá por su entorno y la particular arquitectura de sus casas. De hecho, esta pequeña población de apenas 1.700 habitantes fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995.

Qué ver en Shirakawago

  • Mirador de Shiroyama: desde este mirador, situado en la cima de una escalinata al lado de la estación de buses, podrás disfrutar de las mejores vistas hacia la aldea. En 20 minutos llegarás a la cima.
  • Santuario Shirakawa Hachimangu: este santuario es reconocido porque en él se celebra el Dorabuku (entre septiembre y octubre), donde se toma sake dulce y se llevan a cabo celebraciones religiosas.

Qué hacer en Shirakawago

Senderismo en el monte Haku

Es una de las tres montañas sagradas de Japón, junto con el monte Fuji y el monte Tate. Su altura es de 2.702 metros y es perfecto para una excursión en plena naturaleza. Como el monte Fuji, también es, en realidad, un volcán.

Entrar en una casa gassho-zukuri

Estos habitáculos son las casas tradicionales del lugar. Son muy características de Shirakawago. Estas casas se caracterizan por estar hechas de madera con un grueso techo de paja, que puede llegar a tener un metro de grosor.

Takayama

Descubriendo los alpes japoneses

Esta ciudad de la prefectura de Gifu está ubicada en medio de los Alpes Japoneses. Su casco antiguo tiene un aspecto muy tradicional, lo que siempre llama la atención a los viajeros. Se encuentra cerca de Shirakawago.

Qué ver en Takayama

  • Templo Hida Kokubun-Ji: es el templo más antiguo de la ciudad. Fue fundado en el siglo XVI. Destaca especialmente por su pagoda de tres pisos.
  • Santuario Sakurayama Hachimangu: es un santuario situado a las afueras de Takayama de fácil acceso a pie donde destaca su estructura de madera barnizada y brillante que te invita a disfrutar de la sensación de paz que transmite este lugar. Aquí se celebra el festival de otoño de la ciudad todos los años entre el 9 y 10 de octubre.
  • Edificio Takayama Jinya: era una antigua oficina gubernamental del período Edo. Actualmente se ha convertido en museo que destaca por su suelo de tatami y su aspecto tradicional.
  • Yatai Kaikan: también conocido como sala de exposición de carrozas festivas. Está ubicado en el norte de Takayama. En su interior podrás ver una gran exposición de carrozas, figuras y todo tipo de artesanías.

Qué hacer en Takayama

Pasear por Sanmachi Suji

Para descubrir la parte más auténtica de Takayama te recomendamos pasear por Sanmachi Suji, un barrio de aspecto muy tradicional en el que te parecerá que te has transportado a una época anterior. A veces, de manera popular, se la conoce como pequeña Kioto.

Degustar la ternera de Hida

Es una carne procedente de ganado criado en la prefectura de Gifu, por lo tanto, degustar esta carne es probar productos de proximidad y de una calidad excelente. Aunque la carne de wagyu se ha ganado mucha popularidad la carne de hida también está pisando fuerte y siendo cada vez más popular.

Probar el sake típico de la región

En Takayama el sake es típico y podrás degustarlo en uno de los múltiples locales de esta población. La producción de sake en Takayama empezó en el siglo XVII y actualmente hay hasta 6 bodegas de sake. El sake es especialmente bueno en Takayama debido a que la zona tiene las características meteorológicas idóneas para su producción.

Pasear por la calle Kamisannomachi

Esta calle es de un aspecto muy tradicional japonés y merece la pena visitarla para conocer un poco más sobre el día a día de los habitantes de Takayama. En Kamisannomachi podrás entrar en alguna de sus tiendas y hacerte con algún producto de artesanía local.

Alojarse en un ryokan

Los ryokans o hoteles tradicionales japoneses también son muy presentes en Takayama. Si te apetece vivir una experiencia auténtica pasar la noche en un ryokan es una opción fantástica.

Disfrutar de un rato relajante en un onsen

Después de un día de turismo por Takayama nada mejor que terminar la jornada disfrutando de un relajante baño en un onsen. Como hemos visto antes, los onsen son baños termales naturales muy presentes en todo el país.

Centro - sudeste de Japón

La zona del centro y sudeste del país esconde algunos de los grandes atractivos turísticos qué ver en Japón. Desde Kioto, y sus arraigadas tradiciones, hasta la sabrosa gastronomía de Osaka.

Osaka

La capital gastronómica del país

En Osaka se respira gastronomía desde el primer minuto. Es un lugar ideal para disfrutar de la mejor comida nipona, tanto en sus restaurantes como en los puestos callejeros de Dotonbori. Tampoco pueden faltar las visitas culturales, como el conocido castillo de Osaka. Una ciudad para quedarse con un buen sabor de boca.

Qué ver en Osaka

  • Castillo de Osaka: es el edificio histórico más emblemático de la ciudad. Está rodeado de jardines por los que podrás pasear y de un río por el que podrás navegar. El castillo se construyó en 1597. Su interior está totalmente reconstruido y renovado.
  • Umeda Skybuilding: es uno de los edificios más altos de la ciudad desde donde podrás observar unas panorámicas vistas de Osaka. El edificio está formado por dos torres unidas por unas escaleras mecánicas. Es un lugar ideal para disfrutar de una puesta de sol espectacular.
  • Panel luminoso de Glico: está situado en el corazón de la ciudad y pertenece a la famosa marca de chocolates de Osaka Glico. Este panel luminoso se ha convertido en un auténtico símbolo de la ciudad, donde todo el mundo se toma fotografías.
  • Torre Tsutenkaku: ubicada en el barrio de Shinsekai. Es una torre de observación metálica de 103,3m de altura. Desde la parte superior podrás observar vistas a la ciudad.
  • Templo Isshin-ji: este templo está ubicado en pleno centro de la ciudad. Aun así, una vez dentro, podrás disfrutar de tranquilidad y un ambiente espiritual. El templo fue construido en el año 1185.

Qué hacer en Osaka

Pasear por Dotombori

Si quieres adentrarte en el bullicio de la ciudad podrás hacerlo en la calle Dotombori. Allí locales y viajeros se reúnen para ir de tiendas o disfrutar de la mejor gastronomía de la ciudad. Hay opciones tanto de comida callejera como de elegantes restaurantes, razones por las que es un imprescindible qué ver en Japón si te apasiona su gastronomía.

Degustar el takoyaki o el okonomiyaki

Los takoyaki y los okonomiyaki son dos símbolos gastronómicos de la ciudad. Los takoyaki son como una especie de bolas rellenas de pulpo, mientras que el okonomiyaki se asemeja a una tortilla japonesa o vulgarmente conocida como pizza japonesa. Te recomendamos que los degustes en los puestos callejeros de Dotombori.

Comer en el callejón gastronómico Takimi Koji

Este callejón prácticamente secreto está ubicado en el subterráneo del Umeda Skybuilding. Allí hay multitud de diminutos restaurantes en los que degustar comida local.

Ir de compras en Namba

Si te gusta el diseño te recomendamos ir de compras en Namba. Ya de por sí, el edificio de este centro comercial es impresionante –sus paredes están formadas por una especie de jardín vertical–.

¿Quieres saber más sobre Osaka? No te pierdas nuestra Guía de Osaka

Hiroshima

Una ciudad con una trágica historia

Hiroshima es una ciudad duramente marcada por la historia. Durante la Segunda Guerra Mundial fue el blanco del primer bombardeo atómico de la historia, lo que marcó tanto a su gente como a su entorno. Mucho ha pasado desde entonces y Hiroshima es hoy en día una ciudad activa y cosmopolita aunque, obviamente, no olvida de su trágico pasado.

Qué ver en Hiroshima

  • Memorial de la paz de Hiroshima: conocido como la cúpula de la bomba atómica, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. Es un edificio memorial en homenaje a las víctimas del bombardeo atómico.
  • Parque conmemorativo de la paz: es un espacio de más de 122.000 metros cuadrados. Aparte de sus amplios espacios verdes, en el interior del parque también podrás visitar el Museo de la Paz de Hiroshima.
  • Castillo de Hiroshima: fue edificado en 1592 y fue designado Tesoro Nacional de Japón. Se les da este reconocimiento a bienes de alto interés nacional. Es un imponente castillo que fue destruido en la Segunda Guerra Mundial y fue reconstruido en 1958.
  • Museo de la Paz: abrió sus puertas en 1955 y en él se explica desde la historia de Hiroshima antes del bombardeo, qué pasó el día del bombardeo y los movimientos pacifistas que se generaron después de los hechos.

Qué hacer en Hiroshima

Pasear por el jardín Shukkeien

Este jardín se construyó durante el período Edo. En él podrás dar un agradable paseo si te apetece descansar y alejarte de la parte más cosmopolita de la ciudad. Dentro del jardín encontrarás el museo de arte de Hiroshima.

Ver un partido de béisbol

Para darle el toque más divertido a tu visita a Hiroshima te recomendamos ir a ver un partido de béisbol. El béisbol es un deporte con mucho éxito en Japón. El equipo de Hiroshima es el Hiroshima Toyo Carp que juega en el Mazda Stadium.

Miyajima

La ciudad del gran Torii flotante

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Japón es la isla de Miyajima, muy cercana a la ciudad de Hiroshima, concretamente a unos 50 kilómetros. Aunque se la conoce con el nombre de Myajima (que significa la isla del santuario), en realidad su nombre es la isla de Itsukushima. Así que no te sorprenda verla con ambos nombres. 

Qué ver en Miyajima

  • Torii flotante sobre el mar: el símbolo más reconocible, y que llama la atención a muchos turistas que visitan Japón, es el torii (puerta) gigante que flota en el mar de Miyajima. Mide 17 metros de altura y 10 metros de ancho. Cuando la marea está baja podrás acercarte a él. Si no podrás observarlo desde la distancia, lo que también ofrece una impactante imagen, ya que queda flotando sobre el agua. Debes tener en cuenta que la Torii flotante estará en obras aproximadamente 1 año a partir de junio de este año 2019.
  • Santuario Itsukushima: es un santuario sintoísta muy bien preservado que, en 1996, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El complejo está formado por distintos edificios y en su entrada se encuentra el majestuoso gran torii. Sorprende por su interior rojizo y su acceso directo al mar.

Qué hacer en Miyajima

Observar el atardecer

Una de las imágenes más icónicas de Miyajima, que podrás vivir en primera persona, es ver el atardecer desde las inmediaciones del torii que está situado dentro del agua.

Pasar la noche en un ryokan

Como hemos visto con anterioridad, los ryokans son los alojamientos tradicionales japoneses, con suelo de tatami y en los que se duerme en futones. En Miyajima encontrarás una amplia oferta de ryokans. Ideal para vivir una experiencia de lo más auténtica en tu viaje a Japón.

Kioto

Una gran ciudad tradicional

A pesar de ser una gran ciudad en Kioto se respira un ambiente tranquilo y tradicional. En sus callejuelas del barrio de Gion podrás descubrir multitud de restaurantes y hasta cruzarte con alguna geisha. 

También es el hogar del famoso santuario sintoísta Fushimi Inari Taisha, uno de los más reconocidos del país, y que, sin duda, es uno de los lugares que tienes que ver en Japón.

Qué ver en Kioto

  • Santuario Fushimi Inari Taisha: es uno de los emblemas del país y visita obligatoria que no debe faltar en tu lista de cosas que hacer en Japón. Este santuario sintoísta está compuesto por miles de puertas torii. El recorrido por el santuario te llevará a algunos miradores con buenas vistas de Kioto. Podemos ofreceros una excursión muy completa e interesante que incluye la visita al santuario Fushimi Inari Taisha y Uji con una ceremonia del té.
  • Templo Kiyomizu-dera: está formado por varios pabellones, nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Parte del templo fue fundado en 778 aunque en 1633 se amplió. La arquitectura del templo es muy particular puesto que el templo principal se sustenta por centenares de pilares.
  • Santuario Yasaka: está ubicado dentro del barrio de Gion, el barrio más popular de Kioto. Es un santuario sintoísta que se construyó en el siglo VII. Destaca no solo por su pabellón principal sino por su puerta de entrada (nishi rōmon) y su patio central.
  • Templo de Kinkaku-ji o pabellón dorado: es una visita obligada ya que es uno de los templos más famosos y curiosos de Kioto. Tiene la particularidad de tener las paredes exteriores recubiertas con pan de oro. Fue designado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994 y Monumento histórico de la antigua Kioto.
  • Templo de Ginkaku-ji o pabellón de plata: su espectacular jardín zen digo de típica postal japonesa llama la atención a todos los visitantes. Se trata de un templo no tan bonito como el Kinkaku-ji pero con un entorno inigualable.

Qué hacer en Kioto

Pasear por Gion

Es el barrio más popular de Kioto. A pesar de tener un aspecto tradicional, con estrechas callejuelas, este barrio está repleto de pequeños y escondidos restaurantes. Durante el atardecer es habitual ver a geishas paseando por las calles de Gion.

Vestirse con kimono y convertirse en una auténtica maiko o geisha (¡con sesión de fotos incluída!)

Una de las actividades más populares en Kioto es la de alquilar un kimono para convertirse en una auténtica maiko –aprendices de geishas– o en una geisha. Aparte del vestuario también podrás maquillarte con el estilo tradicional japonés.;

Del mismo modo, es posible disfrazarse de samurai en algunas casas tradicionales de té de Gion. Algunas de estas experiencias incluyen una sesión de fotos con los kimonos por las calles de Kioto.

Perderse por el bosque de bambú de Arashiyama

Un poco más alejado de la zona urbana de Kioto podrás visitar el bosque de bambú de Arashiyama. Está situado en la parte oeste de la ciudad. Allí podrás ver, también, algunos templos como el Tenryu-ji o el Nison-in.

Hacer una estancia en casa de una familia japonesa

Experimenta la cálida acogida y hospitalidad japonesa conocida como omotenashi o homestay. Convive durante 1 o 2 noches con una familia local donde conocerás de primera mano sus ricas costumbres, la cultura y la gastronomía además de practicar el idioma japonés y hacer nuevas amistades.

Puedes escoger además desayunar o cenar en familia. ¡Puede ser toda una experiencia! Ten en cuenta que esta experiencia también la ofrecemos en otras ciudades como Tokio, Yokohama, Osaka o Kobe.

¿Quieres saber más sobre Kioto? No te pierdas nuestra Guía de Kioto

Nara

La ciudad de los ciervos

En Nara los ciervos campan a sus anchas en perfecta armonía con los locales. Una visita imprescindible si te apetece conocer una ciudad con historia que, antiguamente, fue capital de Japón. En Nara también podrás visitar un gran templo con un inmenso Buda de bronce.

Qué ver en Nara

  • Templo Todai-ji: este templo budista se encuentra en el Parque de Nara. El paseo hasta llegar a él es muy agradable a la vez que curioso, ya que te vas encontrando con los famosos ciervos de la ciudad. Es de los templos más famosos de todo Japón ya que es el edificio de madera más grande del mundo. Dentro se encuentra una estatua de bronce del Gran Buda sentado, de 16 metros de alto.
  • Santuario Kasuga-Taisha: es uno de los santuarios sintoístas más antiguos y se lo conoce como el santuario de las lámparas. En él hay una colección de lámparas de bronce (llamados tōrō) y, además, para llegar hasta el santuario se recorre un camino lleno de lámparas de piedra. El santuario está pies de las montañas Kasugayama y Mikasayama.
  • Templo Horyu-ji:este templo está a las afueras de Nara. Es de los edificios de madera más antiguos (data del año 600, aproximadamente).

Qué hacer en Nara

Dar de comer a los ciervos

Una experiencia que no debes perderte en Japón es pasear por el Parque de Nara y conocer a sus famosos anfitriones. Verás que el parque está lleno de ciervos que comparten espacio con cualquiera que pasee por allí. 

 En el parque hay unos puestecitos que venden unas galletas especiales para los ciervos. Si te haces con un paquetito y les das de comer, verás como empiezan a hacerte reverencias y, quizá, a perseguirte para conseguir más galletitas.

Conocer a fondo el parque de Nara

Lo que más se conoce del parque de Nara son sus ciervos y el templo Todai-ji, pero el parque es inmenso. Si te gusta la naturaleza y andar, es un buen lugar para hacerlo. El parque está lleno de templos y según la ruta que cojas podrás ver algunos de ellos. 

 Algunas de las cosas que ver dentro del parque son el Museo Nacional de Nara, el Santuario Kasuga-Taisha, que comentábamos anteriormente, o los jardines Yoshikien e Isuien.

Degustar un yomogi mochi

El yomogi mochi, también conocido como kusa mochi, es un tipo de dulce típico de Nara. Se hace con arroz glutinoso y yomogi (una planta japonesa) y puede estar relleno de pasta de azuki. En el centro de Nara hay una tienda especialmente recomendada: Nakatanido. Allí verás cómo los hacen a pie de calle.

Kobe

Famosa por su carne de res

Kobe es la sexta ciudad más poblada de Japón, con una población de 1,5 millones de personas. Es una ciudad cosmopolita que ha ganado popularidad internacional gracias a la calidad de la carne producida en esta zona.

Qué ver en Kobe

  • Harborland: es la zona portuaria de Kobe donde hay muchas opciones de diversión y ocio. En esta zona también encontrarás una amplia oferta de restaurantes y tiendas. Ideal para pasar una tarde de entretenimiento.
  • Robot Tetsujin: los apasionados del manga no pueden perderse una visita al robot Tetsujin, una figura de 18 metros de altura. Este robot es el protagonista de una serie de manga llamada Tetsujin 28-go –fuera de Japón se conoce como Iron Man 28 o Gigantor.
  • Torre del puerto de Kobe: se dice que la arquitectura de esta torre está inspirada en un tambor japonés. Este edificio moderno, de 108 metros de altura, te ofrecerá unas de las mejores vistas de Kobe. El mirador está a 90 metros de altura.
  • Maiko Promenade: es un observatorio situado en el puente Akashi Kaikyo, el puente en suspensión más largo del mundo. Las vistas desde el Maiko Promenade sobre el mar merecen mucho la pena.
  • Museo conmemorativo del terremoto Hanshin-Awaji: este museo es un homenaje al terremoto ocurrido en Kobe el año 1995, en el que 6.000 personas perdieron la vida. En el museo se explica qué pasó y cómo afectó el terremoto a Kobe pero a su vez es un elemento de concienciación para futuras generaciones.

Qué hacer en Kobe

Degustar un plato de carne de Kobe

En tu lista de cosas que hacer en Japón no puede faltar degustar un plato de carne de Kobe, ¡en especial si estás en la ciudad! Acude a uno de los restaurantes donde se sirve esta preciada carne para descubrir porqué se ha convertido en una carne tan famosa mundialmente.

Subir al monte Rokko

El monte Rokko es una montaña de 931 metros de altitud –la más alta de la zona– desde donde podrás disfrutar de unas panorámicas vistas a Kobe y a Osaka. Si no te apetece llegar a él andando también existe la opción de llegar a la cima en un tranquilo trayecto en teleférico.

Ver un partido de fútbol

El equipo de fútbol profesional Vissel Kobe es uno de los más reconocidos del país. De hecho, es en este equipo donde juegan Andrés Iniesta y David Villa. Si te apetece una tarde de diversión consulta el calendario de partidos para hacerte con tus entradas.

Pasear por el barrio de Kitano

El barrio Kitano sorprende, curiosamente, por su estilo occidental. En él podrás ver algunas casas muy alejadas de la típica arquitectura japonesa, con arquitectura victoriana. Y es que este barrio fue, a finales del siglo XIX, el hogar de la población extranjera de la ciudad.

Sudeste de Japón - Isla de Shikoku

En el sudeste del país encontrarás más ideas de cosas que ver en Japón. Podrás relajarte en el Dogo Onsen, visitar bellos jardines o empaparte del arte contemporáneo japonés.

Matsuyama

La ciudad más grande de la isla de Shikoku

Matsuyama, en la prefectura de Ehime, es la ciudad más grande de la isla de Shikoku, al sur de Hokkaido (la isla principal). Esta urbe se ha ganado mucho reconocimiento gracias a su Dogo Onsen, uno de los mayores atractivos turísticos del lugar.

Qué ver en Matsuyama

  • Castillo de Matsuyama: fue fundado en 1602 y también se conoce como Castillo de Kinki. Está formado por una estructura principal y de otras de secundarias, todas interconectadas. Desde el interior del castillo podrás observar las vistas hacia la ciudad de Matsuyama. Ha sido clasificado como Patrimonio Cultural de Importancia.
  • Santuario Isaniwa: es un templo sintoísta en el que es muy habitual encontrarse a monjes y peregrinos rezando a diario. Su interior alberga una colección de espadas y armaduras.
  • Templo Ishite:se construyó en 729 y destaca por su puerta Niomon. La arquitectura de este templo es Kamakura (s.XII-XIV). En tu visita al templo Ishite también tendrás la oportunidad de entrar en una cueva que alberga numerosas esculturas y pinturas.

Qué hacer en Matsuyama

Bañarse en el Dogo Onsen

Es el rincón más famoso de Matsuyama por ser las aguas termales más antiguas de todo Japón. Se dice que tienen más de 1.000 años de historia. En Dogo Onsen se construyeron, en 1894, unos baños termales públicos. Te recomendamos bañarte en el Dogo Onsen para una experiencia de lo más auténtica en Matsuyama.

Takamatsu

Famosa por su parque natural

Takamatsu es la capital de prefectura de Kagawa, en la isla de Shikoku. La ciudad da al Mar Interior y se puede llegar a ella atravesando el Gran Puente Seto, que conecta Okayama con Takamatsu.

Qué ver en Takamatsu

  • Mirador de Yashima: desde este mirador podrás ver una preciosa vista del Mar Interior y las islas japonesas. El mirador se encuentra alrededor de la zona del templo Yashima-ji.
  • Santuario Kotohira: en el monte Zosu se encuentra este santuario sintoísta, dedicado al dios de los navegantes.
  • Castillo de Takamatsu: de lo que fue el castillo original no queda mucho en pie. Podrás ver restos de los fosos, las paredes, la puerta y alguna torre. Dentro de las murallas hay un jardín bastante bonito. En el centro del parque encontrarás el edificio Hiunkaku, donde se hacen clases de ceremonia del té y arreglos florales.

Qué hacer en Takamatsu

Pasear por el parque Ritsurin Koen

Es un parque clásico, de 75 hectáreas, construído en el periodo Edo. Es el emblema de la ciudad al ser una maravillosa obra maestra de la jardinería japonesa (aunque no forma parte de la lista de los tres jardines más bonitos de Japón).

Vale mucho la pena pasear por el parque y dedicar unas horas a contemplarlo. Al pasear por el parque verás numerosos estanques con puentes preciosos, árboles históricos y distintas colinas y caminos por los que perderse. Pero en el jardín hay también pabellones, tiendas, un museo e incluso una casa de té (la Kikugetsu-tei).

Naoshima

Una isla dedicada al arte

Naoshima es una isla que se encuentra en medio del Mar Interior, entre Takamatsu y Okayama. Es una isla llena de arte y museos, de aquí que se haya ganado su fama. Una zona que vale la pena si eres amante de la arquitectura y el arte contemporáneo.

Qué ver en Naoshima

  • Casa Benesse: es un complejo que incluye cuatro edificios: el Museo, el Parque, la Playa y el Oval. Es una zona ideal para ver arte contemporáneo y exposiciones al aire libre. En concreto exhibe 20 obras de arte cerca de la playa, entre las que se encuentra la Calabaza roja, el Bunraku Puppet y el Naoshima Pavillion. También es una buena zona de tiendas y restaurantes.
  • Calabaza roja de Yayoi Kusama: una imagen muy típica de Naoshima es esta escultura de una calabaza. Es una escultura en la que se puede entrar en ella. Está delante del Puerto Miyanoura, en la playa cerca de Casa Benesse.
  • Escultura Bunraku Puppet: es una escultura de José de Gima Linesc, situada cerca de la Calabaza roja. Es de color azul y por la noche suele estar iluminada con luces de colores.
  • Naoshima Pavilion: otra escultura de arte callejero. Ésta es de Fujimoto Sosuke. Es una especie de estructura poligonal de malla 3D y se puede entrar en ella.
  • Museo de arte Chuchu: es un museo que sorprende al estar prácticamente todo bajo tierra. Es muy curioso ver cómo hace uso de la luz natural para iluminar las obras de arte que exhibe.

Qué hacer en Naoshima

Bañarse en los baños públicos I Love Yu

Si en Naoshima todo es arte, no es de extrañar que sus baños públicos (llamados sento) también sean una especie de instalación de arte. Si la experiencia de bañarse en unos baños públicos en Japón es ya de por sí una experiencia inolvidable, en los baños I Love Yu se convierte en una experiencia, además, artística.

Los baños fueron diseñados por la artista japonesa Otake Shinro, que se caracteriza por sus diseños con técnica de scrapbooking (recortes).

Ahora que ya sabes qué ver y qué hacer en Japón, te invitamos a echar un vistazo a nuestras propuestas de itinerarios de viajes:

Ver viajes a Japón

Sur de Japón

Y después de recorrer las zonas más importantes que ver en Japón y las experiencias que no puedes perderte, llegamos al sur, donde sus bonitas playas de aguas cristalinas te esperan.

Okinawa

Las mejores playas del país

  • En la isla de Okinawa, en el sur del archipiélago japonés, es la isla más grande de la prefectura de Okinawa. Es uno de los mejores de playa del país ya que disfruta de un clima más cálido que el resto del país.
  • Aun así, conviene informarse bien antes de viajar para saber si es un buen momento para visitar Okinawa y asegurarse de que las condiciones meteorológicas son óptimas.

Qué ver en Okinawa

  • Castillo de Shuri: se construyó en el siglo XIV aunque ha sido parcialmente destruido y reconstruido varias veces. Fue, antiguamente, el primer palacio del reino Ryukyu y fue, desde entonces, un edificio gubernamental.

Qué hacer en Okinawa

Disfrutar de unos días de relax en la playa

En una visita a Okinawa es imprescindible pasar unos días de relax en sus playas. Te permitirá desconectar del bullicio de las grandes urbes japonesas y terminar tu viaje con las pilas bien cargadas. Algunas de las playas más recomendables son Manza Beach, Moon Beach o Okuma Beach.

Practicar buceo o submarinismo

En Okinawa no todo es relax y tranquilidad. Si te apetece también tendrás la oportunidad de descubrir el fondo subacuático practicando submarinismo o buceo. En muchos casos serán los mismos resorts que te ofrecerán estas actividades además de alquilar todo el equipamiento necesario.

Pasear por Kokusai Dori

Esta calle de Okinawa es famosa por sus tiendas. Si te apetece hacerte con un producto local o con un recuerdo del lugar esta es una calle imprescindible que debes visitar. Esta calle también es una buena opción para degustar la gastronomía local.

Ir de compras en el mercado Makishi

El mercado Makishi está en el barrio de Naha. Buena parte del mercado está orientado a vender comida (a destacar el marisco de Okinawa), aunque también hay una sección dedicada a comprar souvenirs y otros artículos. Dentro del mercado encontrarás también algunos puestos donde sentarte y comer.

¿Te has quedado con ganas de viajar a Japón? Ahora que ya sabes qué ver y hacer en Japón no te pierdas nuestros itinerarios por el país del sol naciente y ¡empieza a preparar tu viaje!

Ver viajes a Japón

¿Te ha gustado este artículo?
5/5