Seguro opcional de asistencia y anulación gratis para reservas hasta el 28/02/2020
»
Seguro opcional de asistencia y anulación gratis para reservas hasta el 28/02/2020

Guía de Nara: qué ver y qué hacer en Nara, Japón

¿Te gustaría ver el templo de madera más grande del mundo? ¿O un parque donde los ciervos campan a sus anchas? ¡Descubre Nara! Te explicamos qué hacer y qué ver en Nara, una tradicional ciudad cerca de Kioto y Osaka.

A pesar de sus 360.000 habitantes, Nara es una ciudad donde se respira un ambiente muy acogedor. Sus calles tradicionales todavía conservan las típicas casas de madera y es probable que puedas ver a algunos de sus habitantes con la vestimenta tradicional japonesa. 

Pero, sin duda alguna, la joya de la corona de Nara son sus templos –en especial el Todaiji– y el gran parque de Nara. A continuación te explicamos qué ver en Nara y qué hacer para vivir las experiencias más auténticas en tu paso por la ciudad.

Qué ver en Nara

El principal atractivo de Nara son sus templos, así que en tu lista de cosas que ver en Nara no pueden faltar los más destacados. 

Para verlos no te será necesario mucho tiempo, así que si te estás preguntando cuántos días estar en Nara, te diríamos que es suficiente con una excursión de un día desde Osaka o Kioto, o bien pasar una noche en la ciudad, si deseas profundizar un poco más.

Templo Todaiji

El templo Todaiji, construido en el año 728 dC, es el más destacado de Nara. Es el edificio de madera más grande del mundo, a pesar de ser un 33% más pequeño que cuando se construyó, ya que a causa de varios incendios se ha tenido que reconstruir dos veces. 

El templo Todaiji alberga un inmenso Buda sentado de bronce de 16 metros de altura. Este templo también es considerado como el primer lugar sagrado budista de la província.

El interior del templo es una gran sala, la sala Daibutsuden, donde encontrarás el gran Buda de bronce además de otras figuras que representan ser los guardianes de Buda.

Como curiosidad, dentro de esta sala hay una columna con un agujero en el que es tradición que los niños pasen a través. Este agujero es del mismo tamaño que las fosas nasales de Buda, y dice una leyenda que al pasar por este agujero conseguirás la iluminación y bendición de Buda en tu próxima vida.

El templo Todaiji también destaca por su puerta Nandaimon, que cruzarás préviamente a entrar en los jardines del templo y el templo principal. Una vez atravieses la puerta darás con este último.

Si tienes la oportunidad de visitar el templo Todaiji durante las dos primeras semanas de marzo, verás que se celebra el festival Omizutori, una celebración centenaria con el fuego como protagonista.

Datos prácticos:

  • Ubicación: 406-1 Zoshi-cho, Nara

  • Horario: de 8h a 17:00h de noviembre a marzo / de 8h a 17:30h de abril a octubre

  • Precio: 600 yenes (aproximadamente 5€)

Santuario Kasuga-Taisha

El santuario Kasuga-Taisha es también conocido como el Santuario de las Lámparas. Y es que en él podrás ver mil farolillos de bronce que decoran el templo. 

Fue construido en el año 768 en plena naturaleza, concretamente a los pies de los montes Kasugayama y Mikasayama. De camino hasta la cima te guiarán unas 2.000 lámparas de piedra. 

El santuario fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Monumento Histórico de la antigua Nara.

En este santuario se llevan a cabo los festivales Setsubun Mantoro (en febrero) y Obon Mantoro (en agosto). Si tienes la ocasión de visitar Nara en estas fechas podrás ver las lámparas encendiéndose a la vez.

Datos prácticos:

  • Ubicación: 160 Kasuganocho, Nara

  • Horario: de 8h a 17:00h de noviembre a marzo / de 8h a 17:30h de abril a octubre

  • Precio: 500 yenes (aproximadamente 4€), si quieres visitar el interior del templo. Los jardines de las inmediaciones son de entrada gratuita. 

Templo Kofuku-ji

Otro de los lugares más representativos que ver en Nara es el templo Kofuku-ji, una pagoda budista de 5 pisos declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al igual que el santuario Kasuga-Taisha también fue declarada Monumento Histórico de la Antigua Nara.

Antiguamente este templo, construido en el año 669, estaba situado en Kioto. Años más tarde, en el año 710, se trasladó a Nara –antiguamente conocida como Heijō Kyō–, donde se puede visitar actualmente.

Datos prácticos:

  • Ubicación: 48 Noboriojicho, Nara

  • Horario: de 9h a 17:00h

  • Precio: 600 yenes (aproximadamente 5€) 

Templo Horyu-ji

Esta pagoda de 5 pisos fue fundada en el año 607 por el emperador Suiko y el príncipe Shotoku. Es considerado como uno de los templos de madera más antiguos del mundo. 

El templo Horyu-ji no está situado en el centro de Nara, sino que está ubicado en Ikaruga, a unos 15 kilómetros del centro de Nara.

Se puede llegar desde la estación de Nara, en un tren de la línea Yamatoji en dirección a Osaka. Debes bajar a la estación JR Horyuji. Desde la estación al templo hay unos 20 minutos a pie.

Datos prácticos:

  • Ubicación: 1-1-1 Horyuji Sannai, Ikaruga, distrito Ikoma, Nara

  • Horario: de 8h a 17:00h

  • Precio:  1.500 yenes (aproximadamente 11,45€) 

Templo Yakushi-ji

El templo Yakushi-ji es uno de los templos budistas más antiguos de Japón. Se construyó en el año 680 y, al igual que otros templos de la ciudad, es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y forma parte de los Monumentos Históricos de la antigua Nara.

El templo consta de una gran sala principal y de dos pagodas de tres plantas. En Yakushi-ji se venera al buda Yakushi, especializado en medicina. Lo hizo construir el emperador Tenmu para la recuperación de su esposa.

Arquitectónicamente, podrás ver que es un templo perfectamente simétrico, lo que da una imagen especialmente bonita, y lo convierte en un lugar interesante que ver en Nara.

En los años setenta el templo Yakushi-ji fue rehabilitado, puesto que sufrió desperfectos después de un incendio. 

Datos prácticos:

  • Ubicación: 457 Nishinokyocho, Nara

  • Horario: de 8:30h a 17:00h

  • Precio: 800 yenes (6,3€ aproximadamente)

Qué hacer en Nara

Ahora que ya sabes qué visitar en Nara, ¿te apetece saber qué hacer en Nara para vivir las mejores experiencias? Te explicamos qué actividades no deben faltar en tu lista para conocer a fondo la ciudad.

Dar de comer a los ciervos en el parque de Nara

Sin duda alguna, una de las visitas obligatorias en tu paso por esta ciudad japonesa es el parque de Nara. Y es que no se trata de un parque cualquiera: el parque de Nara es el hogar de cientos de ciervos que campan a sus anchas, conviviendo a la perfección con locales y turistas.

Se dice que estos ciervos son sagrados (se los denomina ciervos sika) ya que la leyenda cuenta que eran “mensajeros divinos”. El dios Takemikazuchi, considerado dios del trueno y de la espada, llegó a la ciudad montado en un ciervo blanco. 

Es por este motivo que los ciervos de Nara se han convertido en un auténtico símbolo de la ciudad y están muy bien cuidados y protegidos.

Hay muchos puestos callejeros en los que puedes comprar comida para los ciervos. Concretamente se les dan unas galletas llamadas sembei. Un pack de estas galletas vale 150 yenes (1,2€ aproximadamente). Les puedes dar de comer y ¡ellos estarán encantados! 

Perderse en sus tradicionales callejuelas

Nara es una población con callejuelas tradicionales, en especial en el barrio de Naramachi. Estas pequeñas y estrechas calles esconden pequeños restaurantes y tiendas de productos locales

Si te estás preguntando qué comer en Nara te recomendamos acudir a uno de estos restaurantes, en los que podrás degustar la comida autóctona en un ambiente tradicional.

Como curiosidad, en Nara podrás cruzarte con personas vestidas con kimono, la vestimenta tradicional japonesa. 

Dar un paseo en los jardines Isuien

Los jardines Isuien son unos jardines de la era Meiji. Están divididos en dos partes: una de ellas se construyó en el siglo XVII mientras que la otra se construyó en el siglo XIX.

Es el único jardín de estilo kaiyushiki teien de Nara (este tipo de jardines tienen un pequeño lago en el centro con un camino que lo rodea).

Si quieres saber qué hacer en Nara para disfrutar de un paso tranquilo, te recomendamos dar un paseo por los jardines Isuien, ideales para desconectar del bullicio de las grandes ciudades.

Hacer senderismo en el monte Yoshino

Si lo tuyo es el deporte y/o la naturaleza te recomendamos hacer una ruta de senderismo por el monte Yoshino. En esta montaña hay alrededor de 30.000 cerezos.

Es un monte muy bello, que cambia de color con la floración de los cerezos.Por lo tanto, la mejor época para disfrutar de este monte es en primavera, cuando podrás ver el hanami (floración de los cerezos).

Podrás subir al monte a pie o con un teleférico para disfrutar de una de las mejores vistas que ver en Nara.

¿Cómo llegar a Nara?

Nara es una ciudad cercana a Kioto y a Osaka, por lo que es probable que llegues a la ciudad a través de una de las dos ciudades. 

  • Desde Osaka: si tienes el JR Pass te recomendamos optar por el tren de la línea JR Yamatoji Rapid Service. El trayecto dura aproximadamente una hora. Si no dispones del JR Pass también te recomendamos que optes por la línea Kintetsu Nara Rapid Express, en un trayecto de una duración aproximada de 35 minutos.
  • Desde Kioto: la opción más rápida es optar por un tren de la línea Kintetsu Limited Express. El trayecto dura media hora.

Ahora que ya sabes qué ver en Nara y qué hacer para vivir las experiencias más auténticas: ¿te animas a visitar la ciudad? Te dejamos con nuestros itinerarios a Japón que, como verás, algunos de ellos incluyen la visita a Nara.

Ver ideas de viajes a Japón

¿Te ha gustado este artículo?
5/5