Viajar a Camboya: 5 motivos para incluir Camboya en tu viaje a Tailandia

Viaje combinado Tailandia con Camboya

Si tienes pensado viajar a Tailandia y te gustaría aprovechar tu viaje a Asia para visitar otro destino, los viaje a Tailandia y Camboya pueden ser la mejor opción para ti. Camboya está situada en el sureste asiático y tiene frontera con Tailandia por lo que, por su proximidad, podrás aprovechar al máximo tu viaje.

Los viajeros que han pasado unos días en Camboya vuelven a casa destacando la belleza de sus paisajes y sus templos -Camboya es el hogar de uno de los monumentos Patrimonio de la Humanidad, las ruinas de Angkor- , pero también la hospitalidad y simpatía de sus habitantes.

¿No estás seguro de si combinar Tailandia com Camboya en tu viaje a Asia? En este artículo te damos 5 motivos por los que merece la pena hacerlo:

1. Templos en medio de la selva

En Camboya podrás disfrutar de los templos de un modo completamente distinto a como se hace en otros países. Descubrirás cultura en medio de la selva, templos que se abren paso en plena naturaleza, por lo que visitarlos resulta especialmente agradable.

Angkor, donde se unen naturaleza y arquitectura

Uno de los más destacados de Camboya es Angkor, un complejo de templos en medio de la jungla, donde naturaleza y construcciones se funden en uno, convirtiéndolo en un lugar único. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992.

Uno de los templos que forma parte de Angkor es el Angkor Wat, el monumento religioso más grande del mundo. Este templo budista fue construido en el siglo XII y es una representación del monte Meru, la casa de los dioses, una montaña sagrada para el hinduismo. Angkor está situado a apenas 5,5km de Siem Reap. Otros de los templos destacables que lo conforman son el templo de Ta Prohm, el templo de Byron, el templo Banteay Samré o la Terraza de los Elefantes.

Angkor
Angkor, un conjunto de templos en plena naturaleza

Aparte de los increíbles monumentos de Angkor, Camboya tiene muchos otros templos que vale la pena visitar, como el Banteay Srei, construido en el siglo X y dedicado al dios hindú Shiva.

2. Paisajes de fotografía

Camboya es un país perfecto para los amantes de los paisajes que ofrece la naturaleza. Podrás presenciar unos amaneceres y atardeceres dignos de cualquier portada de revista. Este pequeño país destaca por sus frondosas montañas, sus ríos, bosques y también sus playas.

Tonlé Sap y sus aldeas flotantes

Resulta apasionante navegar por el lago Tonlé Sap que, con una superficie que puede llegar a los 24.605 km² durante la época del monzón, es el lago más grande del sudeste asiático. Allí se pueden visitar las aldeas flotantes y conocer el día a día de sus habitantes, que viven de la pesca y utilizan el agua del río para bañarse y lavar la ropa.

Si eres amante de la fotografía los paisajes de Camboya, sin duda, te permitirán capturar instantáneas exóticas y únicas que reflejarán un estilo de vida totalmente diferente al occidental.

Paisajes de fotografía en Camboya

3. Sensación de libertad: un país sin aglomeraciones

Aunque cada vez son más los viajeros que se dejan seducir por la belleza de Camboya, aún es un país poco conocido para los viajeros europeos. Camboya es un país con menos aglomeraciones que otros países asiáticos y en el que podrás disfrutar de más libertad. Esto te permitirá visitar sus ciudades, templos y paisajes con tranquilidad.

A pesar de ser un país menos masificado que sus vecinos, Camboya es un país muy apreciado por los viajeros. Siem Reap, una de las urbes más grandes de Camboya, fue elegida como uno de los mejores destinos del mundo del 2016 en los Travellers Choice Awards, unos galardones que reconocen a los mejores destinos del mundo según las opiniones de los viajeros de TripAdvisor.

En esta clasificación Siem Reap solamente fue superada por Londres, en primera posición, Istambul, Marrakech y París, ocupando así la quinta posición en la lista de 10 ciudades del mundo que merece la pena visitar según los viajeros.

4. Phnom Penh, una ciudad con historia

La capital del país, Phnom Penh, es una ciudad llena de historia, perfecta para los viajeros con inquietudes por el pasado de la ciudad. También es el centro político y cultural de Camboya. En sus calles se puede respirar la dureza vivida no hace tantos años, cuando perdió entre un 20 y un 25% de su población durante el régimen de los Jemeres Rojos, entre 1975 y 1979. Actualmente su población es de unos 2.300.000 habitantes.

A pesar de esto, Phnom Penh ha sabido sobrevivir y consolidarse como uno de las urbes más destacadas del país. En sus bulliciosas calles encontrarás mercados locales, edificios tan imponentes como el Royal Palace, el Monumento a la Independencia, la Pagoda de Plata o la Pagoda Wat Langka y una importante escena gastronómica.

Museo Nacional de Camboya, en Phnom Penh
Museo Nacional de Camboya, en Phnom Penh

¿Qué hacer en Phnom Penh?

Visitar el Gran Palacio y la Pagoda Plateada. En el Gran Palacio vive la familia real camboyana y puedes visitarlo cualquier día de la semana. Algunas zonas, pero, son de acceso restringido o quedan clausuradas durante actos oficiales. Ambas edificaciones son de arquitectura Jemer.

Pasear por la Avenida Preah Sisowath, una zona muy concurrida por los locales, llena de comercios.

✓ Subir al Wat Phnom, un templo del siglo XIV situado en un pequeño monte de un parque del centro de la ciudad. Es el templo más alto de Phnom Penh, con 27 metros de altura. Este templo es budista theravada.

Visitar el Mercado Central y descubrir la comida local (gastronomía khmer). Destacan los platos especiados y el consumo de arroz.

✓ Cenar en el Mercado Nocturno, un mercadillo cerca de la Avenida Preah Sisowath, donde se puede comprar comida y comérsela en el suelo, encima de unas alfombras de bambú. Una experiencia de lo más auténtica.

5. Una experiencia que se puede disfrutar en poco tiempo

Camboya es un país pequeño que, a diferencia de la gran mayoría de países asiáticos, se puede visitar en poco tiempo. En tan solo unos días podrás visitar sus principales atractivos turísticos y conocer su historia, su cultura y su gente.

Si no dispones de muchos días puedes optar por un viaje de dos noches en Camboya, aunque te recomendamos escoger el viaje de tres noches para poder adentrarte y disfrutar más de este fabuloso país.

Para viajar de Chiang Mai, Tailandia, hacia Siem Reap, Camboya, se debe tomar un vuelo directo que une las dos ciudades. El trayecto tiene una duración aproximada de 3h y 20 minutos.

Vuelo directo de Chiang Mai (Tailandia) a Siem Reap (Camboya)
Vuelo directo de Chiang Mai (Tailandia) a Siem Reap (Camboya)

¿Te gustaría visitar también Camboya en tu viaje a Tailandia? Escoge la ruta que más te encaje o personaliza tu viaje a medida sin coste adicional:
Ver los viajes a Tailandia y Camboya


¿Con ganas de viajar?

¡Encuentra el destino ideal para ti y empieza ya a
planear tus próximas vacaciones!

DESCUBRE TODOS LOS DESTINOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos!